Salario en la República Dominicana

gli 3d cover litigation second editionHace unos días salió la segunda edición de la revista Global Legal Insights, en la que nuevamente tuve la oportunidad de publicar un artículo, escrito junto al Lic. Lucas Guzmán, en representación de OMG, la oficina en la que trabajo. En este tratamos el problema de identificar cuáles beneficios de los que reciben los trabajadores se consideran salario y cuáles no, según las leyes dominicanas; cómo se protege el salario en nuestro país, y cuáles aspectos legales deberían modificarse. Aquí les dejo el link para los que tengan interés en el tema.

Les advierto que está en inglés, pero el que necesite ayuda con la traducción, ya sabe que puede escribirme a natacha1207@hotmail.com.

Besos!

http://www.globallegalinsights.com/practice-areas/employment/employment-and-labour-law-2nd-edition/dominican-republic

La familia en el derecho dominicano

A continuación comparto una nueva presentación preparada en Slideshare, titulada “La Familia en el derecho dominicano”. Esta es la primera parte del tema, en la que se hace un análisis general sobre la protección que la Constitución Dominicana le brinda a la Familia, se explican los tipos de matrimonios existentes, la ley que se les aplica, así como los requisitos y efectos del matrimonio civil. Espero que les guste!

<div style=”margin-bottom:5px”> <strong> <a href=”https://www.slideshare.net/natanat1207/la-familia-1ra-parte-26995577&#8243; title=”La familia en República Dominicana” target=”_blank”>La familia en República Dominicana</a> </strong> from <strong><a href=”http://www.slideshare.net/natanat1207&#8243; target=”_blank”>natanat1207</a></strong> </div>

INMUEBLES Y MATRIMONIO

matrimonio El matrimonio trae consigo muchos cambios para la pareja, que no solamente se van a reflejar en su estilo de vida, sino también en su patrimonio. La regla general dispuesta en el artículo 1400 del Código Civil es que si una persona se casa con otra sin hacer ningún tipo de acuerdo especial de separación de bienes, se va a considerar que todo lo que adquiera por compra después de ese momento y durante el tiempo que dure el matrimonio pasa a ser propiedad común de ambos y cada uno tiene derecho al 50% de ese bien.

Asimismo, según el artículo 1402 del Código Civil, para que un bien inmueble se considere como propio y exclusivo de uno de los esposos este tiene que probar (a) que lo adquirió o lo poseyó antes del matrimonio, o (b) que lo adquirió por sucesión o donación, de lo contrario se presume que entra dentro de la comunidad.

La Suprema Corte de Justicia ha reconocido esta situación al decidir que si uno de los cónyuges compra un inmueble antes de la celebración del matrimonio, este inmueble se mantiene siendo exclusivamente suyo, a pesar de que se termine de pagar o que la compra se registre luego de haberse casado (Sentencias dictadas por la Tercera Sala de la SCJ no. 3 del 3 de octubre de 2001, B. J. 1091 y no. 2 del 1 de octubre de 2003, B. J. 1115).

Igualmente, la Suprema Corte de Justicia se ha pronunciado cuando se trata de inmuebles no registrados que son poseídos por una pareja de esposos, en cuyo caso se entiende que la posesión es un derecho que entra dentro de la comunidad de bienes que ambos forman, y por lo tanto, si se divorcian, debe considerarse a cada uno como titular del 50%. Pero cuando se trata de un inmueble no registrado que empezó a ser ocupado por una persona soltera, este bien sigue siendo exclusivamente suyo aun cuando se encuentre casado en el momento en que se hace el saneamiento (procedimiento para registrar un inmueble y obtener un certificado de título).

En definitiva, según la ley y la Suprema Corte de Justicia, las reglas son las siguientes:

- Inmueble comprado antes del matrimonio: No es parte de la comunidad

- Inmueble comprado durante el matrimonio: Es parte de la comunidad

- Inmueble donado a, o heredado por un esposo: No es parte de la comunidad

- Inmueble comprado antes del matrimonio que se termina de pagar después del matrimonio: No es parte de la comunidad

- Inmueble no registrado que se empieza a ocupar antes del matrimonio y que se registra después del matrimonio: No es parte de la comunidad

- Inmueble no registrado que se empieza a ocupar durante el matrimonio: Es parte de la comunidad

Si tienen alguna inquietud, por favor escríbanme a natacha1207@hotmail.com

La organización judicial en República Dominicana

A continuación comparto una presentación en la que se analiza la organización judicial en la República Dominicana. Para verla vayan haciendo click derecho sobre ella y si desean que la envíe por correo escríbanme a natacha1207@hotmail.com.

<div style=”margin-bottom:5px”> <strong> <a href=”http://www.slideshare.net/natanat1207/conversatorio-2-23296822&#8243; title=”Conversatorio 2″ target=”_blank”>Conversatorio 2</a> </strong> from <strong><a href=”http://www.slideshare.net/natanat1207&#8243; target=”_blank”>natanat1207</a></strong> </div>

Deslinde: El nuevo requisito para transferir un inmueble

inmuebleLa ley No. 108-05 sobre Registro Inmobiliario de la República Dominicana contiene una serie de nuevos requisitos para realizar una operación inmobiliaria en el país. Uno de ellos es que a partir del 4 de abril del 2009, -es decir, 2 años con posterioridad a su entrada en vigor,- se hace necesario un procedimiento de deslinde antes de que la Oficina de Registro de Títulos pueda registrar cualquier afectación o modificación de un derecho inmobiliario, como lo sería una transferencia por venta, sucesión o donación.

El procedimiento de deslinde, necesariamente realizado por un agrimensor, implica la individualización de su propiedad respecto a los otros inmuebles que la rodean, lo que va a permitir que tenga su propia designación catastral y un Certificado de Título único y separado.

Este conlleva tres etapas, a saber: a) Etapa Técnica, en la que el agrimensor realiza el trabajo de medición y ubicación exacta del inmueble, obligatoriamente con un G. P. S. y previa notificación a los copropietarios colindantes y cualquier otro tercero interesado. Posteriormente, el agrimensor debe someter su trabajo a la aprobación de la Dirección Regional de Mensuras competente para su aprobación, la que le dará al inmueble la designación catastral correspondiente; b) Etapa Judicial, en la que se somete el deslinde ante el Tribunal de Jurisdicción Original competente. Allí, se invitan a comparecer los copropietarios colindantes y terceros interesados para que expongan su conformidad u oposición al procedimiento. En caso de ser aprobado  el juez dicta una resolución ordenando al Registro de Títulos competente cancelar la Carta Constancia que amparaba la porción deslindada, y emitir el nuevo Certificado de Título con la nueva designación catastral otorgada por la Dirección Regional de Mensuras para el inmueble deslindado; c) Etapa Registral, que implica la ejecución de lo ordenado en la Resolución del Tribunal por parte del Registrador de Títulos.

Cualquier transferencia o modificación del derecho inmobiliario podrá ser sometida junto al procedimiento de deslinde, para que el Certificado de Título se expida directamente con la modificación indicada. En una próxima entrada, hablaré sobre los demás pasos que se deben llevar a cabo para transferir una propiedad inmobiliaria, según la nueva legislación.

Soy abogada

(Para mis antiguos estudiantes de 7mo. curso del Albergue Infantil de Moca)

Como abogada, constantemente me veo sometida a los chistes (la mayoría de muy mal gusto) de personas que catalogan a los abogados como verdaderas arpías que sólo intentan engañar.

Parte de esa fama viene dada por la actitud de muchos colegas a los que sólo les importa ganar dinero, aún en perjuicio de su propio cliente. Esto es reforzado por la opinión de la parte contraria en un proceso, la que normalmente siempre ve de mala manera al abogado de su contrincante, porque éste es quien da la cara en los tribunales y mesas de negociación.

Sin embargo, se olvida que el abogado es un simple representante de los intereses de su cliente, que, -con ciertas excepciones,- no tiene ningún interés personal en el proceso. Lo único que busca es que el pleito culmine de la mejor manera posible, a favor de aquel que lo contrató.

Por eso, cuando usted se dirija donde su abogado, no lo vea como su enemigo. Al contrario, sea un libro abierto y vaya con la verdad. Esa es la única forma en que él podrá ayudarlo y culminar su caso exitosamente. Y cuando se trate del abogado contrario, no lo juzgue a él, porque simplemente está haciendo su trabajo de la mejor manera posible.

Yo por mi parte, a pesar de todos esos chistecitos que les digo, me siento plenamente feliz con la elección que hice al estudiar Derecho.

Sí, tenemos que cobrar porque de eso vivimos, pero más que eso, es muy satisfactorio saber que colaboramos para que a alguien se le respeten sus derechos y para que la sociedad en que vivimos sea cada vez más justa.

Y créanme, no hay nada mejor que hacer día a día lo que a uno le da felicidad.

Igualdad

El deseo de combatir las ideas y tratamientos discriminatorios ha sido motivo de las más diversas revoluciones, gracias a las cuales hoy en día, se reconoce la igualdad, -al menos ante la ley-, como un derecho.

Algunos de los propulsores de ideas discriminatorias se apoyaban en la teoría de la evolución de Charles Darwin para justificar las supuestas diferencias sociales existentes entre los seres humanos. Lo irónico era que, con sus planteamientos, Darwin nunca quiso demostrar que había seres superiores a otros y se oponía fervientemente a la existencia de clasificaciones dentro de la especie humana que generara tratos distintos

Pero, la historia ha demostrado que no todos estamos en la misma posición, por eso es que se deben tomar medidas que favorezcan a los que se suponen más débiles. Esto justifica la sobreprotección otorgada por la ley a los trabajadores, los menores de edad, los ancianos, los consumidores…

Definitivamente, una de las luchas que más ha dado agua de beber es aquella que busca combatir las diferencias de trato que se da entre las mujeres y los hombres.

Por un lado, están las actuaciones desiguales en contra de las mujeres. Sólo hay que ver cómo todavía nosotras trabajamos igual que los hombres por salarios inferiores y se nos sigue valorando por lo “buenas esposas” que podemos ser. Ah, pero los peores enemigos del movimiento de “liberación femenina” no son precisamente los hombres, sino peor aún, las mujeres que se denigran a sí mismas, las “Yuleidys” y las propias “buenas esposas”.

Por el otro lado, no podemos obviar algunos excesos de protección injustificados hacia las mujeres que perjudican a los hombres. Ahí me llega a la mente la legislación que obliga a los partidos a reconocernos una cuota de participación independientemente de nuestra labor. ¿No piensan ustedes que este es un privilegio irritante que nos cataloga como débiles y que en nada ayuda a combatir las ideas discriminatorias?

Pero esto no es nada más en la ley, sino que, como me decía un colega en días pasados, cuando se trata de la protección contra la violencia de género, el trato desigual también sale a relucir. Ahí, él me ponía de ejemplo todas las veces que ha tenido clientes hombres que han sido golpeados por sus mujeres o han sido víctimas de acoso, violencia verbal o de cualquier tipo, en que la actitud del departamento encargado de prevenir y sancionar estos hechos es prácticamente una burla, porque parece que el hombre debe ser inmune a estos actos y aguantarse.

¿Machismo, feminismo, falta de hombría, mujer con pantalones?

Pleno siglo XXI y parece que faltarán muchas más revoluciones. Pero si hay algo que hay que entender ya, es que las mujeres y los hombres jugamos roles diferentes, tenemos intereses diferentes, somos fisiológicamente diferentes, nos comportamos diferentes, hasta nos enamoramos diferente… y en ese marco, el trato EQUILIBRADO es el que nos dará la IGUALDAD deseada.

(Imagen tomada de www.viajeamacondo.wordpress.com)